Postulados y Comunicación Viva

POSTULADOS Y COMUNICACIÓN VIVA
Why You Can Audit

Con el único factor crucial para auditar sistematizado con éxito en ¡Dianética 55!, y que se enseñó por completo en el Noveno ACC Americano, el tema de la comunicación había entregado todos sus misterios. No obstante, ése no era el caso. Y en su primera conferencia a los auditores sobre un nuevo curso en el Colegio Profesional Hubbard, L. Ronald Hubbard reveló un dato totalmente nuevo: “La comunicación desintegra la masa, así, la comunicación y los postulados pueden causar cambios”. Éste fue nada menos que el descubrimiento del único axioma que hace que la auditación funcione: Axioma 51. Esta serie contiene no sólo el primer enunciado de la definición clásica del señor Hubbard de comunicación como “el solvente universal”, sino los porqués y motivos para aplicar el Axioma 51 por todo el panorama de la auditación. Aquí se encuentran conferencias completas sobre Los Seis Procesos Básicos, Procesamiento de Propiedad, la Escala Tonal y la aplicación de la comunicación al facsímil de servicio y la computación del “único”. Había comenzado un capítulo nuevo. Al extenderse la publicidad de boca en boca, se multiplicó la demanda de entrenamiento y auditación, la HASI Phoenix se trasladó a locales más amplios y L. Ronald Hubbard estableció planes para llevar Scientology al futuro con una nueva oficina en Washington, D. C. ; una oficina que pronto se volvería la Iglesia Fundacional de Scientology.

Leer Más

comprar
CO$450.000
Cantidad
Idioma
Envío Gratuito Actualmente elegible para envío gratuito.
En Existencia
Envíos dentro de 24 horas
Formato:
Disco Compacto
Conferencias:
9

MÁS SOBRE POSTULADOS Y COMUNICACIÓN VIVA

Hemos alcanzado otra vuelta de página en la historia de Dianética y Scientology al establecer con una certeza absoluta el hecho de que el solvente para mest que hemos estado buscando, que es utilizable y funcional en cualquier grado de caso con el que se pueda conseguir tener alguna comunicación en lo más mínimo, es la comunicación. – L. Ronald Hubbard

Con la publicación de ¡Dianética 55!, L. Ronald Hubbard había codificado el factor crucial individual para el éxito de la auditación: la comunicación. Este libro, que se enseñó a profundidad en el Noveno Curso Clínico Avanzado Americano y cuyo lanzamiento público se hizo en el Congreso de Unificación en diciembre de 1954, ¡Dianética 55! representó un histórico avance sensacional. Pues al identificar cada uno de los componentes de la comunicación y al demostrar su aplicación a la elevación de la capacidad y consciencia de un ser, había hecho algo que los sabios y los filósofos de épocas pasadas únicamente habían soñado.

Podría haberse supuesto que las investigaciones del señor Hubbard ahora habrían proporcionado todo cuanto había que saber sobre el tema, pero no era así. Pues el 14 de marzo de 1955, ya en su primera conferencia a los auditores inscritos en un nuevo curso en el Colegio Profesional Hubbard, reveló un dato de tal alcance y poder que alcanzaba más allá del universo físico y llegaba hasta la mismísima esencia del vivir:

“La energía se desintegra con la comunicación.

“Y eso nos da (y quiero hablarles de esto) el Axioma 51.

“Era necesario que les hablara, amigos. Ahora, no voy a darles un enunciado del Axioma 51 tal y como está en la edición actual de La Creación de la Habilidad Humana.Lo conseguí meter justo antes de que fuera a imprenta. Así que estará en la edición estadounidense. Pero tiene que ver con esto, sólo tiene que ver con esto: la comunicación desintegra la masa, así que la comunicación y los postulados pueden causar cambios”.

En diez palabras simples, L. Ronald Hubbard había anunciado un avance sensacional en la auditación cuyas ramificaciones iban a abarcar todo cuanto iba a venir a continuación en Dianética y Scientology. Pues fue en este curso, impartido a auditores entrenados y al personal de la Asociación Internacional de Scientologists Hubbard, Phoenix, donde el señor Hubbard expresó por primera vez su definición clásica de comunicación como “el solvente universal”.

Sin embargo, prosiguiendo sin dejar piedra sin remover para asegurarse de que los auditores entendieran plenamente cómo aplicar el Axioma 51 en una sesión, les instruyó en una gama de técnicas que incluían:

  • Comunicación en Dos Direcciones: su papel vital en las artes creativas;
  • Significancia: cómo hacer que el preclear ponga significado en la vida, las cosas, objetos, espacios, personas y pensamientos;
  • Thinkingness: el procesamiento en realidad es el sencillo asunto de enseñarle a los pensamientos de alguien a permanecer activos o a irse;
  • La Computación del “Único”: qué es, cómo crea aberración y su resolución;
  • Propiedad: la propiedad equivocada produce una persistencia de facsímiles, así que el establecer la propiedad de los cuadros puede crear un Clear mest;
  • Cuadros: cómo un thetán no podría meterse de ninguna manera en problemas en este universo hasta que empezara a hacer cuadros.

Con el tema de la comunicación y su papel crucial en la sesión ahora enteramente desarrollado y en uso, la auditación realmente nunca volvió a ser la misma.

De ahí, y en paralelo con el anuncio de L. Ronald Hubbard de sus recientes descubrimientos, la publicidad de boca en boca se estaba esparciendo como un reguero de pólvora a lo largo y ancho de Estados Unidos. Por eso, no sólo la HASI de Phoenix pronto estableció nuevos locales más grandes en el número 1017 de la calle North 3rd, con el señor Hubbard impartiendo conferencias a los estudiantes del Curso Profesional en su impresionante auditorio, sino que conforme la demanda de Scientology se avivó en la costa este, iba trazando planes para adentrar Scientology bien en el futuro con una nueva oficina establecida en Washington, D. C. Esa oficina pronto se convertiría en la Iglesia Fundacional de Scientology.